La rebelión de Atlas 4

La-rebelion-de-Atlas-Ayn-Rand

La rebelión de Atlas (Atlas Shrugged, 1957) de Ayn Rand

Hola:

Aprovechando estos días de cierta relajación laboral me he enfrascado en la lectura de un libro grande por su tamaño, sus más de mil páginas dan fe de ello, y gran libro por su contenido.
Pero antes de hablar de él, permitidme que me refiera a la autora, Ayn Rand (02/02/1905 – 06/03/1982). El nombre era nuevo para mí, no había ojeado nada suyo hasta ahora y desconocía incluso su obra literaria. Una vez leído el libro, me recrimino haber tardado tanto tiempo en descubrir a esta escritora que, como todos los genios, fue una adelantada a su tiempo. Su obra cumbre me ha deleitado desde la primera página y completarla ha supuesto un gozo, que me ha atrapado y satisfecho.

 

Ayn Rand nació en San Petersburgo. Sus años escolares fueron testigos del advenimiento de la Revolución Bolchevique, algo que marcaría su pensamiento.

Ayn Rand nació en la imperial Rusia, concretamente en San Petersburgo. Sus años escolares fueron testigos del advenimiento de la Revolución Bolchevique, algo que marcaría su pensamiento. Concluidos sus estudios en Filosofía e Historia, solicitó permiso para viajar a Estados Unidos y ya no regresaría.
Sus primeros trabajos están relacionados con el incipiente arte cinematográfico. Cecil B. De Mille le ofrece aparecer como extra en “Rey de reyes” y la introduce en ese mundo. Trabaja como lectora y adaptadora de guiones. A raíz de su paso por Hollywood, conoce al actor Frank O’Connor, con quien se casaría en 1929 y compartiría vida hasta su muerte. En 1931 obtiene la nacionalidad estadounidense.

Entre sus novelas más conocidas están:
Los que vivimos” (We the Living, 1936). Una especie de novela autobiográfica que muestra sus años vividos bajo la tiranía soviética.
El manantial” (The Fountainhead, 1943). Un joven arquitecto presentado por la autora como el tipo de héroe perfecto. Un personaje que decide luchar aisladamente contra los convencionalismos sociales y mentes pusilánimes. El hombre ideal, el hombre como tal, como podía y debía ser.
Y su obra cumbre “La rebelión de Atlas” (Atlas Shrugged, 1957). Esta última es la que he tenido la suerte de descubrir.

 

La rebelión de Atlas” es una novela diferente. Es este libro el que convierte a Ayn Rand, no sólo en una reconocida novelista, sino también en una de las pensadoras más influyentes del siglo XX

La rebelión de Atlas” es una novela diferente. Fueron casi 13 años de trabajo los que necesitó la autora para completarla. Escrita entre los años 1946 y 1957, narra la historia de un país, Estados Unidos, cuyo gobierno perdido en el intervencionismo, en la socialización de los recursos y en la excelencia de lo público por encima de lo privado, provoca la decadencia de una sociedad que no está dispuesta a asumir culpas, que no se siente responsable de nada. Una sociedad falta de mente y raciocinio que no necesita pensar.

Es este libro el que la convierte, no sólo en una reconocida novelista, sino también en una de las pensadoras más influyentes del siglo XX. Como anécdota, se cita, en el prólogo de una de las ediciones, la encuesta realizada por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y el Círculo de Lectores en la década de los años ’80, donde a la pregunta: ¿cuál es el libro que mayor influencia ha tenido en su vida?, los libros que aparecían en primer y segundo lugar eran respectivamente: The Bible (La Biblia) y Atlas Shrugged (La rebelión de Atlas)

En mi caso, algo parecido; de todo lo que he leído hasta ahora es esta, tal vez, la novela que más impacto ha dejado en mí. Un libro que he devorado con ganas, de un tirón, sin compartir lectura con otros. Escrito para que el lector piense y razone, con amplio calado filosófico, pero dejando margen a una intriga que engancha al leyente, ya que no está en el ánimo de la autora conquistar conciencias.
En la novela, sobre la que serpentea el pensamiento aristotélico, se dramatiza la filosofía única, en una historia de misterio intelectual que integra la ética, la metafísica, la epistemología, la política, la economía y el sexo. Todo medido y en medida.

 

La rebelión de Atlas” está escrito para que el lector piense y razone, con amplio calado filosófico, pero dejando margen a una intriga que engancha al leyente, ya que no está en el ánimo de la autora conquistar conciencias.

Los más de cien personajes que forman parte del conglomerado de la obra aportan una riqueza, vivacidad y dinamismo que la hacen de digestión fácil a pesar de su inmenso volumen y profundidad de mensaje. Los estados de ánimo varían y las emociones también; pena y alegría, ánimo y desánimo, disciplina y desorden, ciencia e inutilidad, lucha y conformismo, egoísmo supremo y caridad mal entendida, y… Toda una sociedad que se hunde porque el intelecto se declara en huelga. La libertad por encima de todo; un canto a ella, al espíritu y a la mente humana.

En palabras de Ayn Rand (Conferencia en el Ford Hall forum de 1964): “La historia de La rebelión de Atlas presenta el conflicto de dos antagonistas fundamentales, dos escuelas opuestas de filosofía, o dos actitudes opuestas hacia la vida. Como forma breve de identificarlas, las llamaré el eje razón-individualismo-capitalismo versus el eje misticismo-altruismo-colectivismo

Un relato adecuado a nuestro tiempo; quizás, mucho más ahora que tal vez hace 60 años, cuando se escribió. En una época con ausencia de valores, donde el relativismo es emblema vital, donde la ausencia de culpabilidad es excusa válida para todo, donde la falta de raciocinio es valor añadido para obtener poder, donde la mediocridad avala capacidad, donde la necedad impera por doquier, donde… Donde Atlas debería aleccionar cerebros y sanar conciencias.

 

Los más de cien personajes que forman parte del conglomerado de la obra aportan una riqueza, vivacidad y dinamismo que la hacen de digestión fácil a pesar de su inmenso volumen y profundidad de mensaje.

En su momento, el libro se tradujo al español, pero la censura anuló escenas, esquivó personajes, dulcificó diálogos, coartando en gran medida el espíritu de la obra, a la par que se prostituía gran parte del mensaje. Por ello, advertiré que no se lea ningún ejemplar en español editado en aquella época y recomendaré la edición prologada por Fredy Kofman, Boulder, Colorado (2003) o bien la de Editorial Grito Sagrado (2005)

Saludos.

 

La Rebelión de Atlas y Ayn Rand | Presentación y conferencia en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala el 26 de marzo de 2004.

Fredy Kofman explica las razones que lo motivaron a traducir el libro Atlas Shrugged, de Ayn Rand y narra algunas experiencias vividas al hacerlo. “Las personas deben renovar su conciencia y forma de ver su entorno”.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someone

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “La rebelión de Atlas

  • Mario L.

    Felicidades por la entrada y el tema que toca.
    Respecto a Ayn Rand, se podría añadir que además de gran escritora, es una de las mentes más relevantes del pasado siglo. Su pensamiento ha ido más allá de políticamente correcto y sólo así se entiende la conspiración del silencio que se ha forjado alrededor de su mensaje, especialmente fuera de Norteamérica.