T.McARRON


Acerca de T.McARRON

Creo en la persona, en el ser individual, no tanto en la sociedad y detesto las multitudes. Me entusiasma el cine como tal, pero me aburren la mayoría de películas que se hacen hoy. Me fascina la música, la de siempre y me atrevo a componer, tal vez más por osadía que por maestría. Me encanta el deporte, mejor individual que colectivo por el valor que supone el esfuerzo personal. No vales por lo que fuiste sino por lo que eres. No es suficiente lo que estudiaste sino tu actual saber. No importa tu pasado sino tu presente. No vivas de lo ocurrido, pero revívelo siempre. Lo importante de lo acaecido es la experiencia que aporta y, como tal, debiera servir para no repetir errores. Valgan estas líneas para dar a conocer mis ideas, desde la humildad del aprendiz que aspira a superarse cada día. Y permítaseme, para finalizar, una frase que cada inicio de curso repetía a mis alumnos: “El día que os olvidéis de aprender, ese día, empezáis a ser marionetas de este mundo”.

Comparativa de exceso de mortalidad en Europa, primer semestre de 2020

…dejaré de lado la crítica, que en el fondo es algo subjetivo, y me centraré en el objetivo de este artículo. En números y datos; en la comparativa de muertes entre países. Bajo mi punto de vista, esta es la forma más precisa de comparanza, ya que los decesos es la cifra más complicada de manipular. Para esta labor es preciso recurrir a lo que se conoce como exceso de mortalidad.


okupación

¿Quién defiende la propiedad privada?

En su origen, el fenómeno “okupa” es producto del mayo del ’68. Hay un documental, a modo de película, “Historias de doce años y uno” (1986), del director alemán Mandred Stelzer que lo refleja bien. ¿Dónde quedaron los sueños de anarquía de los revolucionarios de 1968? Aquellos jóvenes “okupas” que pretendían llamar la atención de los gobernantes sobre las “precarias condiciones de vida”.


El objetivo no es el rey emérito, sino la Corona

Antes de empezar este artículo, declaro que no soy monárquico en el estricto significado del término, o lo que es lo mismo, devoto de una persona que por imperativos de sangre obtiene el poder o lo ejerce. Al mismo tiempo, tampoco me siento republicano; en este caso, influenciado más por nuestra historia que por lo que simboliza el término. Y, como colofón, tampoco creo en el anarquismo…


Hace tiempo que marchó la señora Libertad…

Antes de escribir esto he pensado detenidamente si valía la pena o no. Al fin y a la postre, ataques como el que ha sufrido Chen Xiangwei, en mayor o menor medida, se producen cada día aquí en Cataluña. Buena prueba de ello fue la ofensiva al Rey de este pasado lunes en tierras tarraconenses. Otra más. Y esto, lamentable es decirlo, llega un momento que inmuniza tu irritación, venda tus ojos, tapa tus…


La importancia de llegar a tiempo

Hasta no hace mucho, llegar a tiempo era considerado una virtud, un buen hábito que hablaba bien de quien lo tenía. Muchos recordamos películas, sobre todo inglesas, en las que la costumbre de la puntualidad se trataba con exquisita elegancia. La hora del té, por ejemplo, ha sido algo que siempre ha llamado la atención de la gente de otros países mas dados a la…


Hacia una recesión económica sin precedentes

A pesar de que las cosas se han hecho rematadamente mal, la mayoría de españoles estamos convencidos de que esta pandemia quedará atrás más bien pronto que tarde. Lo que quizás no sepan todos es que los efectos económicos que nos dejará serán terroríficos. Tanto, que estoy persuadido de que se llevará por delante a muchos de los supervivientes.


Hacia una eutanasia de diseño

Poco a poco han ido implantando la cultura de la muerte en nuestras vidas. Sí, así es. Aunque quieran enmascararlo con falsas verdades o bien manipulando el lenguaje, lo cierto es que la moral revelada ha permutado, reduciéndose a mísera moralina hedonista. Desde hace décadas el aborto, excusado como derecho de la mujer, y más cercanamente la eutanasia, alentada por una falsa dignidad, conviven con nosotros como algo natural.


Breves reflexiones al acabar este año 2019

Cuando el año está a punto de finalizar es costumbre, o por lo menos mía, reflexionar sobre aquello que más ha llamado nuestra atención. Todo ello con el ánimo de entender mejor el porqué de las cosas, y tomar posición ante lo que se prevé. No es que lo primero garantice lo segundo, pero la experiencia me ha demostrado que lo que próximo a suceder es, la mayoría de veces, consecuencia de aquello que ya pasó.


Feliz Navidad

¡Feliz Navidad y próspero año 2020!

Hola: Estamos a pocos días de celebrar la Navidad, con todo lo que ello representa para el mundo cristiano. Quiero, por tanto, hacer llegar a lectores, amigos y, en general, a todas las personas de buena voluntad, mis mejores de deseos de paz y de ventura. A la par, os invito a escuchar el tema musical “Árbol de la Navidad” que, con todo cariño, he compuesto este año para vosotros. Gracias por vuestra amistad y generosidad.  […]


La izquierda, mamona y parasitaria

Iba a titular este artículo añadiendo el calificativo de extrema al título, pero al final me he inclinado por no ponerlo, dejarlo tal cual figura. La razón principal es que también este PSOE es extremo. Se parece mucho al de 1934, aquel que no paró hasta provocar una guerra de infausta memoria, y que se lo llevó por delante. Dicho esto, voy ahora con lo de la izquierda mamona y parásita. Al denominar a la izquierda como mamona en el título, lo hago como sinónimo de que mama, y por cierto mucho. Si buscamos en el diccionario…


Greta Thunberg - Severn Cullis-Suzuki y ONU

El cambio climático que nos quiere vender la ONU

Primero fue la capa de ozono, luego vino el calentamiento global y ahora el cambio climático. De lo de la capa de ozono ya casi nadie se acuerda, y el calentamiento global fue perdiendo fuelle en la medida que su gurú se iba enriqueciendo. Toca ahora el cambio climático, y a esto le veo más recorrido. Si, porque a diferencia del calentamiento, lo del clima es más…


El mayor fracaso de la reasignación de sexo

Llevamos años pretendiendo modificar el orden natural de las cosas; cambiar ese manual dado, por el cual el individuo sabe cómo tiene que actuar. Me refiero a todo aquello que tiene que ver con la moral, incluso con la ética. Como si se tratara de una competición, el hombre intenta sobrepasar los límites que le han sido concedidos, y juega a ser Dios, olvidando que ello siempre ha tenido consecuencias nefastas. Lo que sigue es el caso más espeluznante de la psicología moderna y, a la vez, el mayor fracaso de la reasignación de sexo.