Hacia una eutanasia de diseño


Difunde sin miedo

Sarco, la nave que te lleva a la muerte.

 

Hola:

Poco a poco han ido implantando la cultura de la muerte en nuestras vidas. Sí, así es. Aunque quieran enmascararlo con falsas verdades o bien manipulando el lenguaje, lo cierto es que la moral revelada ha permutado, reduciéndose a mísera moralina hedonista. Desde hace décadas el aborto, excusado como derecho de la mujer, y más cercanamente la eutanasia, alentada por una falsa dignidad, conviven con nosotros como algo natural. Poco a poco nos han ido acostumbrando a ver como normal la anormalidad, y cada vez son menos las voces que se alzan ante tal barbarie.

Hace tan sólo medio siglo hubiera resultado inverosímil una situación como la actual. La sociedad de aquella época nunca hubiera aceptado esta querencia por la muerte. Ha sido necesario, por tanto, llevar a cabo una labor de zapa cerebral para preparar las mentes de la gente. Algo que en teoría política se conoce como Ventana de Overton. Y a fe que a estas alturas lo han conseguido.

El pasado mes de diciembre la revista The Economist publicaba un artículo a modo de entrevista con Philip Nitschke, fundador y director de un grupo a favor de la eutanasia denominado Exit International. Un individuo nacido en Australia, donde ejerció como terapeuta de la muerte hasta que fue derrocada la ley que autorizaba la eutanasia. Luego emigró a Europa, concretamente a Suiza, donde según él se halla mucho más cómodo.

Hago un paréntesis. Que sea The Economist quien publique este tipo de asuntos no es baladí. Conocida es la influencia de sus portadas en el mundo económico, como también aquellas, aún más enigmáticas, acerca de lo que se prevé para cada nuevo año.


Este contenido sólo está disponible para suscriptores.
Acceda al área de miembros y regístrese.
No tiene ningún coste, y podrá acceder libremente a todos los contenidos.
Regístrese


Difunde sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.