La masonería cumple 300 años. Hacia una nueva religión. (3 de 5)

La masoneria cumple 300 años. Parte-3

Difunde sin miedo

Texto extraído del libro “La masonería cumple 300 años. Hacia una nueva religión”. Con autorización del autor.

 

Influencia masónica en las independencias hispanoamericanas.

Se puede aseverar que el siglo XIX sirve de asentamiento a la masonería en España. Un siglo, también, en el que el otrora Imperio español se desmorona de manera fatídica, merced en gran medida a aquellos siniestros, cobardes y cortoplacistas borbones, padre e hijo, que traicionaron la dignidad de un pueblo. Cierto es que la independencia de los territorios españoles en América, en parte contagiados por la liberación de las colonias inglesas en el norte del continente, era un hecho irreversible, pero también es cierto que se aprovechó la debilidad española del momento para acelerar el proceso, que costó ingente cantidad de vidas humanas en guerras perdidas de antemano. A partir de 1810 aquellos territorios de ultramar comienzan a declarase independientes de la Corona y se formalizan como estados republicanos. Un hecho que se consolida en la siguiente década, quedando sólo Cuba y Puerto Rico como únicas provincias españolas en América.

Pero lo sucedido no fue sólo culpa de la actuación felona de aquellos monarcas. A ello también contribuyó en gran medida la masonería inglesa y por derivación la española que, como afirma De la Cierva, se encontraba al servicio de la política exterior británica. Los ingleses nunca perdonaron nuestro Descubrimiento y la masonería fue el instrumento que utilizaron para fustigar al acérrimo enemigo. Así desde un principio, a diferencia de lo que ocurre en el caso inglés, o incluso en el caso francés, donde siempre se vio con buenos ojos el expansionismo colonial, la masonería se ha encargado de criminalizar todo aquello relacionado con el Imperio español. Y no sólo lo hizo antes, también ahora puede ver uno el doble rasero que se utiliza y las mentiras que se vierten sobre el mayor hecho histórico.

Uno de los personajes que más incidió en la emancipación de la América hispana fue José de San Martín. El conocido como libertador americano llegó a España a muy temprana edad, donde se crio y educó. Aquí también se graduó como militar en el Regimiento de Murcia y se inició como masón. En 1811, con respaldo francés, marcha para Suramérica no sin antes visitar en Londres la logia la Gran Reunión Americana, donde se reúne con otros compañeros que le acompañarán a bordo de una fragata inglesa hasta el Río de la Plata. En la mente de San Martín estaba el proyecto de independencia. Una vez en Buenos Aires, en 1812, fundó junto a Carlos María de Alvear y José Matías Zapiola la logia Lautaro, desde la que se fraguaría la conspiración independentista.Bolívar y San Martin

El otro personaje que a su vez resultó fundamental en la independencia de las regiones hispanas en América fue el también masón Simón Bolívar, quien llevaría a cabo la sublevación del territorio que hoy ocupan naciones tales como Colombia, Venezuela y Panamá. Junto a él, otro masón, Bernardo OHiggins sería el encargado de emancipar Chile. Pero para estos masones la independencia de los territorios hispanos no se significaría por la consecución del poder político. A diferencia de lo ocurrido en Norteamérica, ese poder acabaría en manos de élites ajenas a ellos. Tal vez ello provocó, en 1828, que Bolívar acabara promulgando un decreto en contra de todas las sociedades secretas, fuera cual fuera su denominación. La norma venía a decir: «Habiendo acreditado la experiencia, tanto en Colombia como en otras naciones, que las sociedades secretas sirven especialmente para preparar los trastornos políticos, turbando la tranquilidad pública y el orden establecido (…) hacen presumir fundamentalmente que no son buenas ni útiles a la sociedad…»

El Desastre de 1898 también tuvo patrocinio masónico. José Martí, el que sería líder de la independencia cubana, fue iniciado en la logia Armonía de Madrid. Ya en Cuba, lidera la sublevación con el apoyo de logias americanas, la Félix Varela de Cayo Hueso y La Fraternidad de Nueva York. A la par, José Rizal, otro masón iniciado en la logia madrileña Solidaridad, se encargaría de la insurrección en Filipinas. En este caso con el visto bueno de masones españoles como los políticos Miguel Morayta, Segismundo Moret, José Francos Rodríguez, Pi y Margall e incluso Manuel Becerra, ya fallecido, pero que al igual que los otros era partidario de la independencia de aquellas islas, que curiosamente dejarían de pertenecer a un imperio para pasar a otro imperio, al estadounidense.

Según escribe De la Cierva en su libro “Masonería en España. La logia de Príncipe 12”, «El siglo XIX de España, cuya historia no se entiende sin el desarrollo y la acción masónica, terminó en el Desastre por el que perdimos Cuba, Puerto Rico y Filipinas en 1898 (…) Los dos apóstoles de la independencia, José Martí en Cuba y José Rizal en Filipinas, eran masones»Por mucho que algunos defensores de la masonería se esforzaron, y se esfuerzan…

La Masonería cumple 300 años. Hacia…

Libro La masonería cumple 300 años

Un repaso crítico a la masonería, la influencia que ha tenido en los acontecimientos de estos últimos 300 años, su finalidad como organización transformadora de la sociedad, y donde la educación, la familia y la Iglesia son sus principales objetivos de derrumbe.

3,90 €

Descarga el libro aquí

Cupón de descuento: LMC3-01-20

 

Safe Creative #1712135095255


Difunde sin miedo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.