La Semana Santa que comienza

Procesiones de Semana Santa

Difunde sin miedo
  • Yum

Hola:

Este sábado de Pasión ha amanecido plomizo, es un día pasado por agua aquí, en Barcelona. Desde que tengo uso de razón rara ha sido la Semana Santa en que no ha llovido alguno de sus días. De pequeño pensaba que eso se debía a que de esta manera Dios nos facilitaba la tarea de conmemorar su muerte. Un día de lluvia siempre me ha parecido triste. Contrasta con esos de sol que invitan a salir de casa, a pasear, a visitar lugares, a excursiones de playa o montaña.

Ahora las cosas ya no son iguales que antaño. La semana que viene será una semana de éxodo, de coger el coche o el avión y, en mayor o menor medida, empaparse de kilómetros. Quien pueda cogerá sus bártulos y enfilará rumbo a su segunda residencia o tal vez explorará otras tierras, próximas o lejanas. En el fondo no tiene nada de malo, salvo aquello de que uno debe armarse de paciencia, de mucha paciencia, tanto en la carretera como en los aeropuertos. Son pocos los días y muchas las personas y eso conlleva atascos.

Muchas de nuestras ciudades, en especial las de Castilla y Andalucía, se engalanarán para recordar, con imágenes portadas a hombro por costaleros, el camino del Calvario.

Con todo, España, sigue siendo un país donde todavía se celebra la Resurrección de Cristo. Muchas de nuestras ciudades, en especial las de Castilla y Andalucía, se engalanarán para recordar, con imágenes portadas a hombro por costaleros, el camino del Calvario. Y tras los portantes, a modo procesional, cofrades, penitentes, nazarenos o sayones, que lucirán hábitos desempolvados o comprados nuevos para la ocasión, pondrán un respetuoso colorido que en algunos sitios se rasgará por el canto de una saeta. Otro año más las procesiones de Zamora, Salamanca, Sevilla, Málaga o Granada, por citar algunas de ellas, encogerán lo corazones de muchos.

Pero aun manteniendo la tradición, la Semana Santa ha ido perdiendo su sentido religioso, la conmemoración de un hecho luctuoso en el que el Hijo de Dios dio su vida por nosotros y que luego se transforma en celebración por su resurrección. Hoy esa conmemoración se ha quedado más bien en una mera celebración de manifestación de religiosidad, que sirve para atraer a turistas.

Dicho lo anterior, no es mi intención criticar a esos afortunados que este sábado hayan empezado esta pequeña vacación, sean o no creyentes. Si estuviera a mi alcance también me tomaría estos días como recompensa a mi trabajo. Pienso que la Semana Santa se puede vivir con tanta o más efusión cristiana, participando de actos o simplemente rememorándola en soledad. Lo que sí me parece deleznable es la postura de aquellos que, desde posiciones privilegiadas, combaten o se mofan de estos actos públicos. No son más que unos pobres y cobardes odiadores que no tendrían valor para hacerlo con otras religiones.

Y hoy día podemos aseverar que nuestra Semana Santa es una de las más llamativas a nivel mundial, tal vez porque suma devoción y espectacularidad.

El mundo occidental, en su mayoría cristiano, ha venido conmemorando la pasión y resurrección de Cristo desde tiempos medievales. En un principio centrado más en la pasión y posteriormente también en la resurrección. Es a partir de la Revolución francesa cuando se cuestionan estos actos. El mal llamado anticlericalismo, fruto de la Revolución, se torna en una especie de prohibición de todo aquello que tiene que ver con la religión y más concretamente con el catolicismo. Se instala en el poder un deísmo anticatólico que intentará acabar con la religión cristiana. El siglo XIX es un buen ejemplo de ello, en España y fuera de ella.

Sin embargo, a pesar de desamortizaciones, desacralización de iglesias, quema de conventos y todo tipo de persecuciones, las hermandades y cofradías se han mantenido incólumes a lo largo del tiempo. Estas son el cemento con el que se construyen las procesiones. Y hoy día podemos aseverar que nuestra Semana Santa es una de las más llamativas a nivel mundial, tal vez porque suma devoción y espectacularidad.

Desde la ciudad Condal, buen viaje a quienes salgan y feliz semana a todos.

Saludos.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someone

Difunde sin miedo
  • Yum

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.