Un libro y una rosa

Día del Libro y de la rosa

Difunde sin miedo
  • Yum

Cervantes y el Día del Libro

Hola:

Hoy, 23 de abril, se celebra el Día del Libro, que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura internacionalizó en 1995 a propuesta de la Unión Internacional de Editores. En la resolución 3.18, aprobada por la 28.ª reunión en la Conferencia General de la Unesco, se hace constar:  “… y proclama ‘Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor’ el 23 de abril de cada año, fecha en que coincidieron, en 1616, los decesos de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega

En España el Día del Libro viene celebrándose desde muchos años atrás.  Al parecer la idea de dedicar un día al año a la celebración del libro parte del escritor y editor valenciano Vicente Clavel Andrés, quien lo propone a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona. Esta aprueba la propuesta y  posteriormente la traslada a Madrid para su aprobación gubernamental.

 

El hecho de que este año se conmemore el cuarto centenario de la muerte del insigne Cervantes, hace que este Día del Libro tenga un especial significado.

Según consta, el 6 de febrero de 1926 el Rey Alfonso XIII firma un Real Decreto en que se instaura como “Fiesta del Libro Español” el día 7 de octubre, en conmemoración del aniversario del nacimiento de D. Miguel de Cervantes; día que posteriormente se atribuiría al 29 de septiembre, si bien todavía no se tiene total certeza respecto a la fecha.
Llegado el año 1930, mediante Real Decreto de 7 de septiembre, que también firma el Rey  Alfonso XIII, se establece el día 23 de Abril como fecha para la celebración anual de la Fiesta del Libro Español.
Por último, en 1993 el Real Decreto 307 de 26 de febrero deroga los anteriores Reales Decretos y da nuevo nombre a la celebración que pasa a llamarse “Día del Libro”.

El hecho de que este año se conmemore el cuarto centenario de la muerte del insigne Cervantes, hace que este Día del Libro tenga un especial significado. La lectura, cada vez más perdida en la obligación del estudiante, resulta indispensable no sólo para el conocimiento, también para el discernimiento y razonamiento. La falta de comprensión lectora que se aprecia en nuestros jóvenes es cada vez mayor; y el problema viene de lejos. Se enseña a leer, pero no a comprender aquello que se lee. No se educa en la bonanza del leer, de tal forma que lo agradable se torna aburrido. La lectura cansa y por eso no se lee; igual que fatiga una mala película que no entendemos.

 

Aquí en Cataluña la celebración del Día del Libro es algo peculiar por cuanto se celebra el día de San Jorge (La Diada de Sant Jordi) y junto al libro se suma la rosa.

A todo ello cabe añadir que las nuevas tecnologías, mejor dicho los nuevos métodos de comunicación, trastocan la riqueza del mensaje, ahorrando letras, cuando no palabras, al vocabulario, haciéndolo cada vez más primitivo. La grandeza que supone la comunicación a través de la palabra o las letras se reduce a mínimos, acabando por vulgarizarse, por mucho que algunos pretendan insinuar que someter el mensaje a 140 caracteres agudiza el ingenio.

Aquí en Cataluña la celebración del Día del Libro es algo peculiar por cuanto se celebra el día de San Jorge (La Diada de Sant Jordi) y junto al libro se suma la rosa. Las principales calles de Barcelona, en especial Las Ramblas, se engalanan con paradas de libros y de rosas. La tradicional fiesta del libro y la rosa, donde la costumbre manda que ellos regalen rosas a ellas y ellas libros a ellos. Lo primero me parece bien por cuanto lo considero galante y lo segundo, ahora, lo encuentro adecuado por ser ellos los más necesitados de lectura.

Finalizaré con unas palabras que de vez en cuando repetía a mis alumnos: “Leed muchachos, no paréis de leer. La lectura es el combustible que mueve vuestro intelecto; y si el intelecto se para, empezáis a agonizar

Saludos.

 

PS: Sonroja observar como nuestros diputados y mandatarios huyen despavoridos y otros rehúyen preguntas relativas a la obra cumbre de nuestro genial escritor porque, con toda seguridad, no saben la respuesta. ¡Dios mío, en manos de quien estamos!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someone

Difunde sin miedo
  • Yum

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.