Los españoles de ahora tampoco leen libros

libros y lectura

Difunde sin miedo

En España la lectura sigue arrinconada.

 

Hola:

Decir que los españoles leemos muy pocos libros es un aserto que la mayoría de la gente suscribirá sin más. No necesitaría ningún aporte de datos. Sin embargo, dado que siempre hay quien tiene una visión diferente de la realidad, documentaré este artículo con la intención de demostrar que la anterior aseveración no es un bulo, sino una evidencia. Una certeza sobre la que deberíamos reflexionar.

Desde que tengo uso de razón, y son bastantes ya los años, he venido oyendo esa frase: “el español no lee”, que convertida en tópica, sigue estando de actualidad. Con todo, y antes de continuar, conviene dejar claro que en España se vende un buen número de libros. Otra cosa es que no todos se leen, ni tampoco todas las personas los compran. Y si bien lo primero es discutible, lo segundo es incuestionable.

Hasta hace pocos años no se habían realizado estudios y encuestas acerca de los hábitos de lectura de los españoles, por lo que resulta difícil hacer comparaciones homogéneas en el tiempo. En todo caso, hoy día seguimos sin apenas leer. Ahora bien, las causas actuales no son las mismas que las de hace medio siglo.

Aquella antigua frase: “Donde hay un tebeo habrá un libro”, revive aún en mi memoria como presagio cumplido.

Si nos remontamos a mediados del siglo pasado el motivo podía atribuirse a la carencia educativa de aquellos años, que no ayudaba a una parte de la sociedad a encariñarse con la lectura, ya que la tasa de analfabetismo en 1960 llegaba al 11,20%. Hoy, sin embargo, las razones no pueden atribuirse a la ausencia de alfabetización; por lo menos así se desprende de las cifras que publica la UNESCO relativas al año 2016, que en el caso de España la sitúan en el 1,75% y que el INE, en la pregunta 26 de su último barómetro de enero de 2018, rebaja al 1,10%.

Vistas estas cifras está claro que la tendencia hacía la lectura debería haberse incrementado, cuanto menos en la misma proporción que lo hacía la alfabetización. Sin embargo, no ha sido así. Veamos, pues, que otros motivos han incidido en que no haya crecido el número de lectores en España. Para ello, remontémonos unos años atrás, hacía la década de los ’60 del pasado siglo.


Este contenido sólo está disponible para suscriptores.
Acceda al área de miembros y regístrese.
No tiene ningún coste, y podrá acceder libremente a todos los contenidos.
Regístrese


Difunde sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.