Paseo por la ciudad en un día de huelga política

Paseo en un día de huelga política

Difunde sin miedo

Por la igualdad de derechos y la diferencia de sexo.

 

Hola:

Ayer no pude ejercer mi derecho al trabajo. Tuve que cambiar mi agenda y anular varias visitas que tenía programadas. Moverse por Barcelona en transporte público resultó muy complicado. Otra vez más la prostituida izquierda que padece España, apoyada en una atrofiada derecha, ha coartado mi libertad.

A pesar de todo, decidí darme una vuelta por la ciudad. Me tomé el día de fiesta consciente de que me tocará recuperarlo. A los autónomos no nos subvenciona nadie. De mi paseo por la ciudad Condal observé algunas cosas que llamaron mi atención y que me parece interesante relatar. Así que si al lector no le importa, voy con ellas.

Lo primero a lo que me referiré tiene que ver con los promotores de la huelga. Ellos tienen tomada muy bien la medida a este tipo de jornadas. Hace tiempo que los gobiernos, del color que sean, les dejan toda una serie de artefactos con los que les es fácil controlar la partida. Cada vez se repite. Se toman los servicios públicos, se cortan las carreteras de acceso a las ciudades y ya está, éxito total. Ningún gobernante se preocupa por aquellos que no quieren sumarse a la huelga. Ningún respeto hacia los que les pagamos su sueldo. Por cierto, me gustaría saber quién fue el inútil encargado de negociar los servicios mínimos, porque para dejarlos en un 25%, no hacía falta nadie.

La vida sigue, no se ha parado, pensé. Llegado al centro bajé del autobús y me puse a andar. No hay nada como pasear en un día de diario. La gente va a lo suyo y tú a nada.

Decidí coger el autobús que me acercaría al interior de la ciudad. A medida que me iba moviendo por la urbe me di cuenta de que había mucha gente que trabajaba. Vi a taxistas, a camareros en bares y en terrazas e incluso algunas dependientas en tiendas. La vida sigue, no se ha parado, pensé. Llegado al centro bajé del autobús y me puse a andar. No hay nada como pasear en un día de diario. La gente va a lo suyo y tú a nada.


Este contenido sólo está disponible para suscriptores.
Acceda al área de miembros y regístrese.
No tiene ningún coste, y podrá acceder libremente a todos los contenidos.
Regístrese


 


Difunde sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.