El túnel de San Gotardo y su tenebroso ritual 7

Ceremonial inauguración tunel San Gotardo

Difunde sin miedo

Una inauguración cargada de oscurantismo

 

Hola:

Hace unas semanas, concretamente el pasado día 1 de Junio, se inauguró oficialmente el túnel de base de San Gotardo. Se trata del túnel ferroviario más largo del mundo, con una longitud de 57,09 Km. Forma parte del proyecto suizo AlpTransit que atraviesa los Alpes suizos de norte a sur y consta de dos túneles separados, de una vía cada uno, pensados para la alta velocidad que permitirá reducir los tiempos de trayecto entre Italia y centro Europa.

Pero, no voy a hablar del proyecto, de la obra, ni de sus características. Quien quiera ampliar dicha información tiene infinidad de páginas que hablan sobre el colosal trabajo y su repercusión. Me centraré exclusivamente en el acto inaugural, al que asistieron los primeros mandatarios de Francia, Italia, Alemania y Suiza, junto a un montón de ministros, parlamentarios y personalidades de diversos organismos europeos.

Previamente, y a modo de representación, se procedió a la bendición del túnel en una ceremonia interreligiosa, presidida por el benedictino Martin Werlen, quien fuera, hasta 2013, abad del monasterio de Einsiedeln. Martin Werlen se ha caracterizado por ser un activo aperturista de la Iglesia, contrario al tradicionalismo. Defensor de ampliar el círculo de decisiones, de la revisión de las reglas del celibato y de la admisión de las mujeres al sacerdocio.

Junto a Werlen, aparecen los representantes de las otras dos religiones monoteístas. El rabino Marcel Ebel, representando a la federación suiza de comunidades judías, y el Imán Bekim Alimi, como líder de la Federación de organizaciones islámicas en Suiza y al que el periódico suizo Schweiz am Sonntag le acusa de tener contacto con los círculos radicales salafistas.

El coste de la función se cifra en 8 millones de francos suizos, al cambio algo más de 7 millones de euros. Vamos, una barbaridad que denota como se pagan los servicios prestados a la causa.

Pero, faltaba alguien. Había que tener presente a la comunidad de ateos, aquellos que según los organizadores “no son miembros de una organización religiosa y constituyen casi un cuarto de la población”. Para ello se nombra a Pieter Zeilstra, jefe de la división de seguridad, Oficina Federal de transporte, como delegado de este sector. Así, toda la humanidad, unida y segura, viajando juntos con independencia de su religión, tal vez, en busca de un único culto.


Este contenido sólo está disponible para suscriptores.
Acceda al área de miembros y regístrese.
No tiene ningún coste, y podrá acceder libremente a todos los contenidos.
Regístrese

 

Desde Barcelona, con lápiz y papel

Pensamiento y reflexiones sobre algo del ayer y mucho del hoy

Este libro compendia una serie de artículos sobre acontecimientos acaecidos a lo largo de estos últimos cinco años. De manera crítica, acerada y reflexiva el autor nos ofrece una visión de lo ocurrido. También, la observación comparativa y pormenorizada del hecho, incluido el lado metafísico en el transcurrir sutil del acontecimiento.

Versiones en papel tapa blanda y EPUB. Incluido en Kindle Unlimited.

Cómpralo en Amazon o en Smashwords

Desde 5,95€

 


Difunde sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 ideas sobre “El túnel de San Gotardo y su tenebroso ritual