Una pequeña reflexión al finalizar esta primera semana de junio


Difunde sin miedo

¿Podrá hacer frente el Estado a los pagos este mes?

 

Está claro que este gobierno de aclamados berzas está aliado con la mentira, y nada de lo que dice se puede tomar en serio. Eso no quiere decir que no sea capaz de hacer cualquier cosa por muy bárbara que parezca. Pero en economía hay ciertas burradas que son inviables, si no hay la posibilidad de fabricar dinero como es el caso de España.

Acabamos de empezar un mes en el que el desembolso económico que tendrá que hacer el Estado prácticamente se duplicará, por eso de la paga extra. Vamos con unos simples números. Trataré de hacerlo simple, redondeando cifras, ya que para el caso que nos ocupa carece de importancia 1.000 millones de euros arriba o abajo. Empecemos.

Por un lado, tenemos 9.000.000 de pensionistas y 3.500.000 de funcionarios. O sea, un total de 12.500.000 de personas con derecho a doble nómina, lo que en la práctica supone 25.000.000 de mensualidades. Por otro lado, hay cerca de 1.000.000 de ERTES por pagar, a lo que hay que sumar unos 2.200.000 de desempleados con derecho a cobro. Y si a eso se añade, más o menos, los 800.000 sujetos, que según este gobierno tienen derecho a la nueva renta mínima vital, nos da un total de veintinueve (29) millones de sueldos -por llamarlo de alguna manera- que debe abonar el Estado este mes de junio. Dejo de lado y no incluyo las ayudas sociales, municipales y autonómicas, para que no se me tache de exagerado.

Y surge la pregunta: ¿podrá el Estado hacer frente a este desembolso? No hay dinero ni forma de conseguirlo.

Visto todo lo anterior, surge la pregunta: ¿podrá el Estado hacer frente a este desembolso? Personalmente creo que no. No porque este gobierno sea tan maligno y no quiera pagar lo que en derecho debe. No, la razón es otra y bien simple: no hay dinero ni forma de conseguirlo. Por mucho que digan que Europa nos “dará” 75.000 millones. ¿Alguien en su sano juicio cree que los parlamentos de Alemania, Dinamarca, Holanda, Irlanda, Polonia, Portugal, etc. etc. darán el visto bueno a una transacción sin condiciones? ¡Apañados vamos! No digo que nos dejen en la estacada, pero las condiciones para recibir esa ayuda van a ser draconianas. De eso no me cabe la menor de las dudas.

Si forma parte de ese círculo de “empleados” a expensas del Estado, créame, amigo lector, que no es mi intención aguarle el día. Lejos de ello, mi pretensión es simple: reflexión y apresto. Porque, teniendo en cuenta lo anterior, y vistos los antecedentes de hace una década, cabría preguntarse: ¿quiénes se quedarán sin recibir todo, o parte, de lo que esperan cobrar este mes? Sin ánimo de hacer de esto un casino, ¡se abren las apuestas, señores!

Saludos y buen fin de semana.


Difunde sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.